El 26 de mayo de 1880 se libró la batalla del Alto de la Alianza o Tacna que selló la derrota definitiva del Ejército boliviano en la Guerra del Pacífico. En la batalla, la ambulancia boliviana -que ya llevaba los emblemas de la Cruz Roja- y las llamadas rabonas, cumplieron su misión con arrojo, patriotismo y valentía. Zenón Dalence, Director de Ambulancias y las enfermeras Ignacia Zeballos y Vicenta Paredes Mier son, entre otros, las figuras más notables de los servicios sanitarios bolivianos. Durante el combate, la Ambulancia Boliviana se instaló en una colina detrás del batallón Arica. Su toldo de campaña era grande y en forma de cono. Sobre el mismo, flameaban dos banderas: una boliviana y la otra blanca con una cruz roja El parque estaba situado al centro, donde habían unos cuatro toneles, depósitos de agua para todo el ejército aliado18.