Las principales obras y actividades de la institución, realizadas durante la gestión de Zalles de Cariaga, son las siguientes:

Patronato de Menores. La Cruz Roja Boliviana realizó gestiones ante el gobierno de David Toro para la creación del Patronato de Menores, que tenía como objeto atender a los niños abandonados. La autorización del gobierno fue emitida mediante Decreto Supremo que dispuso que la presidenta de la institución asuma la vicepresidencia de la nueva entidad y que la dirección recaiga sobre un miembro de la Cruz Roja. De esta manera, “se presentaba la posibilidad de realizar un trabajo interesante en uno de los aspectos más humanos de la previsión y asistencia sociales”.

Casa de Maternidad. Uno de los objetivos de la Cruz Roja Boliviana era proteger a la madre y al niño. Con tal propósito, se fundó la Casa de la Maternidad o Clínica de Maternidad. Para este proyecto se contaba con 300.000.- bolivianos que el ex presidente José Luis Tejada Sorzano, había donado al anterior Comité Central. Con esos recursos,se adquirió una casa que fue remodelada y adaptada para albergar con comodidad a las madres gestantes. La obra recibió el apoyo del entonces alcalde municipal de La Paz, Hugo Ernst, y de varias personalidades y empresarios.

Dispensario Gratuito para Niños. La Cruz Roja Boliviana suplió la falta de un hospital dedicado a la niñez con un dispensario para niños que funcionaba a cargo de un especialista y una enfermera. Además de la atención médica, proporcionaba ropa y otros servicios. De 1938 a 1941, allí se atendieron a 5.195 niños. Años más tarde, se convirtió en el Dispensario Centro Materno Infantil, proporcionando servicios médicos ginecológicos y pediátricos junto a un laboratorio. Estaba ubicado en la calle Gallardo del barrio del Gran Poder de La Paz.

Jardín Hogar Carmen de Ernst. En 1940, el alcalde Hugo Ernst donó una casa en Miraflores – construida sobre un terreno de grandes dimensiones – para fundar un Jardín Hogar en memoria de su madre, Carmen de Ernst. La institución inició la obra con un monto de 15.000.- bolivianos. Sin embargo, los recursos sólo alcanzaron para construir los cimientos. Fue entonces que el presidente Germán Bush propuso a la institución instalar en esos predios un dormitorio popular. Según el convenio, tras unos años, el gobierno devolvería las instalaciones con todas las mejoras. El proyecto llegó a ejecutarse pero no sobrevivió mucho tiempo.

Samaritanas . En 1936, se creó la organización de la Cruz Roja Boliviana denominada Samaritanas. Para 1942, esta repartición contaba con 50 jóvenes que se dedicaban al “auxilio de las clases menesterosas con amor y solicitud, haciéndoles llegar consuelo espiritual y ayuda material, con sensibilidad humana, con verdadero apostolado de servicios.

Enfermeras de la Cruz Roja. Consistía en un grupo de 40 enfermeras asociadas a la Cruz Roja Boliviana que tenían su reglamento y programa de actividades aprobados por el Comité Central.Todas sirvieron en la Guerra del Chaco. Su presidenta fue María Julia Granier.