La Cruz Roja Boliviana: Una nueva etapa de trabajo con la comunidad. La era democrática implicó un cambio para la Cruz Boliviana. La institución dejó de tener una función de beneficencia y volcó sus actividades hacia el desarrollo, impulsando campañas de salud y educación, aunque las labores de socorro no se dejaron de lado. En este marco, impulsó una serie de cursos de capacitación dirigidos a la población y desplegó iniciativas orientadas a mejorar la calidad de vida de las comunidades. La llegada de la democracia no implicó la desaparición de las protestas sociales; la ciudadanía continuaba realizando actividades en las que se precisaba auxilio y los desastres naturales continuaron golpeando a poblaciones. En ese marco, la Cruz Roja Boliviana desarrolló sus actividades con igual entereza, entrega y compromiso.