CRB-UCOM 19-08-2021. El lavado de manos es una de las principales medidas para prevenir el contagio del COVID-19 y otras enfermedades infecciosas. Por esta razón, se ha previsto dotar de lavamanos portátiles donados por la Federación Internacional de la Cruz Roja a la población potosina este 18 de agosto en instalaciones de Cruz Roja Boliviana Filial Potosí. En esta ocasión, se han beneficiado a 30 familias de Ñoqueqza y a las y los privados de libertad del Centro de Readaptación Productivo Santo Domingo de Cantumarka.

El acto contó con la presencia del Presidente de Cruz Roja Boliviana, Gonzalo De la Fuente; la Presidenta de Cruz Roja Boliviana Filial Potosí, Janneth Laguna Soliz; el Coordinador de la Federación Internacional de Cruz Roja, Guillermo Fernández y el Director Ejecutivo de Cruz Roja Boliviana, Larry Fernández; el alcaide del Centro de Readaptación Productivo Santo Domingo, Ernesto Luis Apaza; el corregidor de la comunidad de Ñoqueqza, Hilarión Choque, voluntariado potosino e invitados.

Esta dotación es la primera de tres fases de distribución a nivel nacional. En esta fase se entregarán 35 lavamanos, en la segunda fase 59 lavamanos y la tercera fase 180 lavamanos. Se planificó la instalación de estos equipos en lugares de alta concurrencia como mercados, plazas, áreas públicas cubriendo así todos los rincones de nuestro país. Estos lavamanos constan de un tanque de alto tráfico, con protección contra rayos ultravioleta, de acero inoxidable, con un soporte para dispensador de Jabón líquido y dispensador de papel toalla.

“Estos lavamanos portátiles realizados por manos bolivianas permitirán que niños(as), adolescentes y adultos en general “familias” puedan lavar sus manos con agua limpia y jabón en los lugares donde más se necesitan”, mencionó el Presidente de Cruz Roja Boliviana, Dr. Gonzalo De la Fuente durante el acto de entrega. “Va a favorecer a 33 mujeres y 430 hombres y estará a disposición de la población en ambos pabellones. Estamos agradecidos y nos comprometemos a usarlo bien”, mencionó el alcaide del Centro de Readaptación Productivo Santo Domingo de Cantumarca, Ernesto Luis Apaza.

Estos lavamanos contribuirán a reducir los contagios en esta región. Recordemos que el pueblo potosino reportó más de 80.750 casos positivos hasta la fecha. Además, la taza de mortalidad es del 88.0 % por el COVID-19. Con la firme consigna de proteger la vida es que impulsamos las soluciones que faciliten a preservar la salud. Nuestro principio fundamental de humanidad mueve nuestras acciones con los sectores necesitados porque todas y todos somos hermanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *